equipaciones de futbol baratas

Por otro lado, el hecho de que estos youtubers expongan temas e información que afecta la cotidianeidad del cubano, y que esta información se omita en los medios estatales oficiales, da lugar a que la ciudadanía cubana perciba que sus mandatarios son ajenos a estas realidades, o lo que es peor, que “no les importa “. Por otro lado, a los realistas les son bastante indiferentes las cuestiones relativas a las características internas de los sistemas políticos o económicos de otras naciones, o temas tales como la democracia y los derechos humanos. Será presentado hoy a las 11.00 horas y podría debutar ante su nueva afición el próximo sábado (21.00), en el duelo de liga entre el PSG y el Estrasburgo. Parece que el futuro del central tiene las horas contadas en Sevilla. Las instituciones se deben a la gente, y no al revés. Violencia que de hecho ocurrió y hubo de todo: civiles que salieron por cuenta propia a enfrentar las manifestaciones porque vieron en ellas peligro para sus ideas políticas o la soberanía de Cuba; civiles que fueron llevados y convocados (por instituciones laborales y políticas) a hacerlo; fuerzas del orden vestidas de civiles que actuaron parapolicialmente. Cuba es un país donde la experiencia de sus instituciones y sus formas sociales adolecen de experiencia en la gestión de conflictos sociales organizados, tipo movimientos sociales, sindicatos contestatarios, oposición organizada o huelgas.

Fairground City Center Antes del equipo pucelano adquirió experiencia en equipos como el Albacete, Málaga o Cartagena. Con su rica experiencia práctica combinada con la teoría revolucionaria y científica del marxismo-leninismo, Ho Chi Minh llegó a la profunda conclusión de que solo en socialismo y el comunismo es posible resolver radicalmente la cuestión de la independencia nacional, traer una vida de libertad, prosperidad y felicidad verdaderamente para todos los seres humanos y los pueblos. La pregunta sobre lo bueno y lo justo para Cuba, es hoy más que antes una pregunta abierta. Hay también, es justo reconocerlo, intentos de problematización y acompañamiento crítico. También, creo, se podrían buscar novedosos negocios para elevar sustancialmente el nivel de abastecimiento de las (ojalá que temporales) tiendas en MLC a cambio de mantener un razonable nivel de abastecimiento en las tiendas en Moneda Nacional, sobre todo de comida y productos de primera necesidad. Importa también, que está comprobada una sistemática ineficiencia del gobierno cubano en el diseño e implementación de las políticas económicas. No existirán, por ejemplo, empresas chinas enormes interesadas en acceder a un mercado interno en Cuba que como se ha visto posee divisas, entregándoles temporalmente las tiendas en MLC y a cambio de esas ganancias abastezcan el mercado en MN, dejando además un margen de ingresos adicionales a la economía nacional.

Y ello no está exento de conflictos sociales, en cualquier país que se precie al cambio. Las personas pueden comprender las razones de la crisis y el papel del bloqueo en ello. La lógica espectacular y enfrentamiento a las fakenews fue el precio a pagar por acceder a la información vía el periodismo ciudadano. Empezaron también a producirse fakenews con trozos de verdades y mentiras. La actividad científica no produce dogmas, sino verdades, más exactamente, aproximaciones a las verdades que, por otra parte, raras veces son absolutas, inequívocamente exactas o inmutables. Se deben suprimir muchas de las regulaciones administrativas y condicionantes que el Estado le impone a las entidades económicas estatales y no estatales, de manera que la regulación estatal se aplique solo mediante métodos económicos y financieros, con pocas excepciones muy justificadas. Importa la ausencia de derechos laborales en el sector privado porque no hay regulación para ello, y la reticencia absurda al funcionamiento y reconocimiento de las pequeñas y medianas empresas con regulación estatal eficiente. Han sido muy importantes otras medidas secundarias como la mejora a los derechos de importación y exportación por parte de la iniciativa privada, desconcentrado esta gestión de las agencias estatales.

Ejemplo de ello es la gestión de MSI, donde unos artistas e intelectuales, en el mejor de los casos, ocupan una casa protagonizando un encierro y una huelga de hambre, sin objetivos o reivindicaciones muy claras, y el caso acaba en el despacho de un Ministro. Y animar a los unos a emplear la violencia sobre los “otros” es cuanto menos una temeridad y un acto de irresponsabilidad con consecuencias que espero no ver. En la prensa estatal se ha dicho que se hurtaron principalmente equipos electrodomésticos de alto valor y que eso demuestra un acto de lucro y no de necesidad. Nadie puede ignorar los logros sociales y políticos alcanzados por esa sociedad, su alto grado de equidad social, el inequívoco compromiso de su gobierno con el bienestar de la comunidad nacional aun en medio de las enormes dificultades que el bloqueo acarrea. Si luego de las protestas se insiste en que la única oferta para canalizar ese hartazgo son los “canales establecidos”, en la práctica lo que eso significa es que están clausuradas o son inaceptablemente angostas las posibilidades de tramitar los conflictos y las necesidades. Por el contrario, entienden las protestas como una expresión de hartazgo de al menos una parte de la sociedad cubana con: la imposibilidad de sostener materialmente su vida; el estrechamiento acelerado de las “zonas de igualdad” (específicamente la de los servicios e insumos relacionados con la salud pública) que antes amortiguaban las crisis sucesivas que vive Cuba desde los 90; la ausencia de garantías, o garantías insuficientes, para derechos civiles y políticos de asociación, participación, expresión; la ausencia o inefectividad de respuestas institucionales de cara a su creciente precarización; la convicción de que esa situación insostenible, se sostendrá.

Vietnam se encamina hacia el socialismo desde un país agrícola atrasado, obviando el sistema capitalista, con las fuerzas productivas muy bajas; además, el país había atravesado por décadas de guerra, con consecuencias muy graves; las fuerzas hostiles a menudo buscan destruir, por lo que es más difícil y complicado, necesariamente atravesando un largo período de transición con muchos pasos, muchas formas de organización económica y social entrelazadas, con luchas entre lo viejo y lo nuevo. Consideramos la cultura como la base espiritual de la sociedad, la fuerza endógena, la fuerza motriz del desarrollo nacional y la defensa de la Patria; identificamos que el desarrollo cultural sincrónico y armonioso con el crecimiento económico y el progreso y la justicia social es una orientación fundamental del proceso de construcción del socialismo en Vietnam. Así como de una ley de PYMES, en una clara estrategia de aliviar las responsabilidades y carga del Estado, y fomentar la iniciativa privada. Visto desde dentro, desde abajo y mirando a los ojos de quienes de manifestaron, la violencia en las jornadas de protestas no puede entenderse separada de aquella que les despoja, cada día, de sus condiciones materiales de la existencia. Para eso y para mucho más, las personas deben y pueden explorar vías, espacios, repertorios que sientan que les representen y que ayuden a tematizar y politizar agendas generales y específicas.

Se ha intentado menos conectar las violencias de esas jornadas con las otras que existían antes y que existen después. Fidel regeneraba entonces parte del tejido social de esta Revolución que ha buscado ser de los humildes, por los humildes y para los humildes. Cuba hoy es una sociedad diversa, con múltiples interacciones con otras realidades y sociedades, las remesas también son culturales y éstas conforman parte de la identidad de los cubanos. En un contexto de pandemia que ha desbordado las capacidades de atención médica del país, que no puede hacer frente al total de las demandas de la población con niveles de contagio inéditos. Van minando la confianza y la legitimidad de la población en silencios peligrosos. Para empezar, porque si esto ocurre, buena parte de la gente que está en la calle protestando hoy, combatirían esa invasión. Otra cosa igual no, pero Cuba lleva 62 años preparándose para una posible invasión. VIVIR, PENSAR Y LUCHAR EN UNA COYUNTURA COMPLEJA. Cuanto más nos adentramos en la dirección práctica, nuestro Partido se da cuenta más de que la transición al socialismo es una obra larga, extremadamente difícil y complicada, porque se deben generar profundos cambios cualitativos en todos los ámbitos de la vida social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *